Quiénes Somos Orden de Mérito Handicap Videos-Imagen Acceso Email Miembros
Estructura Blog Normas

Golf y otras drogas

18/01/2011

El lunes pasado cenando en La Enoteca, me contaban mis "contertulios" no sin cierta dosis de orgullo, que dos días antes desafiaron las leyes de la educación y se atrevieron a jugar en Larrabea a pesar de encontrarse el campo cerrado debido a una persistente niebla, siendo el centro de las miradas lascivas de otros jugadores que se encontraban pacientemente esperando.

De vuelta a casa, reflexionando sobre qué puede provocar este comportamiento en individuos adultos y supuestamente responsables, me dí cuenta que sólo puede estar producido por una causa:
¡ el Golf es una droga.. !

Estamos de acuerdo que el drogodependiente - de cualquier tipo de droga - sufre una patología con efectos perjudiciales sobre el sistema nervioso y las funciones cerebrales, alteraciones en el comportamiento,  en el juicio , en la percepción,  y hasta en las emociones.
Y todo lo anterior a parte de otras muchas sustancias, también  lo produce el golf.
Yo fumo y sé lo que es depender de una "droga", pero nunca me había parado en serio a pensar que soy drogadicto por partida doble, fumador y jugador de Golf.

Hay ciertas conductas aceptadas por la comunidad médica por las que es fácil adivinar los estados de dependencia, y aunque son muy diversas, sólo voy a enumerar unas cuántas reglas del comportamiento de un drogodependiente que a menudo se dan en un jugador de golf :

1º.- Cambios repentinos de la personalidad y  mal humor sin explicación de causa aparente.
Actitud  propia cuando llevamos unos días sin pisar el green.
2º.- Aumento de las infracciones de tráfico.
Casi siempre por velocidad, preferiblemente los sábados o domingos entre 8 y 9 de la mañana cuando nos dirigimos al Club.
3º.- Distanciamiento de la vida familiar.
Sobre todo el fin de semana,  hay más de uno que sólo va a dormir a casa, el resto del tiempo lo pasa jugando.
4º.- Incorporación a un nuevo grupo de amigos olvidando a los de toda la vida.
Por cierto, hace más de dos años que no felicito en su cumpleaños a mi amigo Fernando.
5º.- Distracción general de las conversaciones sociales.
Estaba pensando yo.... ¿Con quién juego el Sábado? ¿y el Domingo?
6º.- Crisis de risas inmotivadas.
Inevitable reírte cuando te acuerdas del día en que después de enviar la tercera bola al agua te liaste a palos con el árbol del Tee del 15.
7º.- Alteración de la apariencia personal.
Pero tío... ¿Que coño haces en el despacho con pantalón corto y un guante puesto? ¡Hoy es Lunes!
8º.- Actitud furtiva con notable caída en el rendimiento laboral y pérdida de interés en la actividad profesional.
Sin comentarios...

Pero además de estos síntomas evidentes de que algo está ocurriendo, la Golf-Dependencia conlleva un patrón social de consecuencias equiparables a otras drogadicciones:

El golf, igual que otras drogas, es rechazado y odiado por quién no lo ha probado, y curiosamente cuanto más se practica, más te engancha. Los fines de semana se convierten en una búsqueda insaciable de la droga, de repente los días libres no tienen sentido sin golf.

Al drogadicto la droga que más daño le hace, es la que más le gusta, como al jugador de Golf el Drive. Hay otras drogas más blandas de salida, como la madera 5 que dan mejor resultado, pero nada comparable al daño irreparable que te hace el Drive cuando fallas fuera de límites.

El individuo siente una imperiosa necesidad de consumir droga, y experimenta un desplome emocional cuando no la consigue, (síndrome de abstinencia) exactamente igual que cuando debes anular el green fee de todo el fin de semana porque tienes que ir a la playa.

El golf, igual que el cannabis, puede  intensificar o entorpecer los sentidos o provocar sensaciones de euforia o de desesperación, depende del hoyo jugado y del resultado,  e igualmente puede producir alucinaciones, tanto es así que "hay veces que crees que eres negro, naciste en California y te apellidas "Woods".

Además, existe por parte del círculo familiar cierta tendencia generalizada a pensar que perteneces a una secta.  ¡En fin! , ¿Qué tendrá el golf...?
Es increíble que un deporte que produce alucinaciones,  síndrome de abstinencia, trastorno de la personalidad y aumento en las infracciones de tráfico,  pueda crear una adicción tal, que la mayoría que prueba nunca lo abandona.....,¡ como la droga, oiga !.

18/01/2011  BOCUSE © Hasvistomibola.com

5 comentarios :

  1. Bravo Bocuse. Buen relato y no menos buena la reflexión.
    Además, lo s que no comparten este mundo del golf, cuando te escuchan al relatar, apasionado, tu última heroicidad, tu último berdie, tu putt de 8 metros, tu llegada a green de dos golpes elevando la bola y consiguiendo que repose mansamente a un metro de la bandera, TE MIRAN COMO SI ESTUVIERAS DROGADO, poseído, alienado....
    Pero más que eso, me preocupa otra cosa: no nos cuentas nada acerca del maravilloso swing de la rubia de la cancha de prácticas.....y no me refiero a la foto de Opusdei con "mono" de una semana....... Es una de Burgos?

    ResponderEliminar
  2. El único que dice haber visto a las de Burgos es Doblenelson, que lo ratifique o calle para siempre.

    ResponderEliminar
  3. cara "Pajín" se le queda a Opus cuándo no juega...no me había fijado pero es así.

    ResponderEliminar
  4. O sea, que la Pajin es de Burgos.

    ResponderEliminar
  5. Es probable que sí, aunque nació en San Sebastián los de Burgos nacen donde quieren, igual que los de Bilbao.

    ResponderEliminar

 
Copyright © Hasvistomibola 2009 - All right reserved | Best view on mozilla, internet explorer, google chrome and opera.| Aviso Legal y Normas