Quiénes Somos Orden de Mérito Handicap Videos-Imagen Acceso Email Miembros
Estructura Blog Normas

Golf, ¿ juego elitista o deporte ?...

30/03/2011

Es evidente que el golf no es un deporte de masas, al menos en nuestro país. Hasta hace pocos años la práctica del Golf se recreaba embalada en una caja hermética con etiqueta de actividad social, suponiendo mayoritariamente un medio y herramienta de relaciones sociales en ciertos círculos.

En esa cuadratura se constituyó desde sus inicios como deporte elitista de la clase alta, único sector de la población capaz económicamente de costearse el juego y la pertenencia a ostentosos clubs, dejando poco o ningún resquicio de oportunidades para el resto de colectivos.

A partir de los años setenta se produjo un cambio fundamental gracias entre otras cosas a la figura de Seve Ballesteros, cuya repercusión de éxitos acercó el Golf a todos los sectores de la población hasta convertirlo en una verdadera actividad deportiva. Aunque tímidamente, desde ese momento nacieron nuevos Clubs de Golf con un carácter social menos restrictivo, e incluso algún que otro campo público.

Pero probablemente fue aquí donde se perdió la oportunidad de imprimir al Golf de un carácter socialmente abierto y pleno. En vez de evolucionar en esa dirección acabó por encerrarse en la estricta coyuntura turística e inmobiliaria, donde la construcción de campos estaba basaba en las promociones del ladrillo y no en la demanda existente de jugadores.

En 1967 había en el estado españañol 2.501 federados y en 2010 cerca de 332.000, y a pesar de que el incremento anual de licencias se ha mantenido desde esa fecha entre un 8% y un 12% anual, esta cifra sólo supone un 0,7 por ciento del total de la población, generalmente de clase media-alta, que comparado con otros países como Suecia, 6%, o el resto de Europa entre el 1 y 3%, nos introduce directamente en las carencias del desarrollo del Golf ibérico como "Deporte con mayúsculas".

Mientras en otros países es posible ver jugar en el mismo Club a un Mecánico contra un Notario, o a un Panadero contra su Dentista, en España todavía es casi una utopía.

Además de contar con una buena estructura de campos, España es uno de los países europeos con más horas de sol, algo primordial para la práctica del Golf, por lo tanto no solo nos diferenciamos en el idioma o la cultura... ¿cuál son entonces las causas de ésas diferencias con otros países?

Una de las razones fundamentales de la escasa demanda interna de aficionados al Golf, está entre otras cuestiones provocada porque la industria y las distintas Federaciones, han trabajado pensando en el jugador en activo más que en aquel que todavía no ha llegado al Golf.

Además las características propias de este deporte, como la necesidad de pasar a veces por un tedioso periodo de aprendidaje antes de obtener la licencia y el correspondiente handicap de juego, lo convierten directamente para cualquier neófito de este deporte, en la singular ambiguedad del principio "antigolf".

Los jugadores aficionados debemos soportar siempre las mismas machaconas e invariables objeciones; es un deporte para "pijos", muy caro, accesible sólo para unos pocos, hace falta mucho tiempo...y bla,bla,bla...

Es un hecho que el elitismo todavía no ha desaparecido, pero en la actualidad se ha convertido en un juego abierto y accesible para la mayoría, con unas condiciones para la práctica envidiadas por otros deportes; es divertido, sano y practicable hasta una edad avanzada.

El Golf brinda posibilidades tan extraordinarias como ver a un abuelo jugar en el mismo partido contra su nieto, o disfrutar a un matrimonio y sus hijos cual partida dominguera de parchís. Al fin y al cabo pocas actividades encontramos que complementen deporte, salud y diversión, con la posibilidad de establecer o reforzar cualquier tipo de relación social con tan alta disparidad de edades.

Por lo tanto es un asunto de simple cultura, perdón, más bien de "incultura", tanto de los estamentos encargados de fomentar el Golf, como de aquellos que sin practicarlo son enemigos anónimos considerándolo una actividad de recreo propia de unos pocos.


A la mayoría de niños les gustaría emular a Iniesta , Rafa Nadal o Fernando Alonso, y eso está muy bien, pero es posible que algún día en un patio de un colegio cualquiera, los hijos de un Mecánico y un Notario también se cambien los cromos de las leyendas del Golf.

30/03/2011 BOCUSE © Hasvistomibola.com

0 comentarios :

 
Copyright © Hasvistomibola 2009 - All right reserved | Best view on mozilla, internet explorer, google chrome and opera.| Aviso Legal y Normas