Quiénes Somos Orden de Mérito Handicap Videos-Imagen Acceso Email Miembros
Estructura Blog Normas

Las victorias pasan a los libros; las genialidades a la posteridad

02/09/2011
Esta semana se está disputando el Omega European Masters, en la localidad suiza de Crans-sur-Sierre, un torneo muy ligado a Severiano Ballesteros, donde dejó en 1993 la impronta de su genio con un golpe mágico que ha pasdo a los anales de la historia del Golf.

La situación: Último día, último hoyo, Seve llega al 18 (Par 4) y sabe que necesita al menos de un birdie para tener alguna esperanza de ganar o empatar con el líder, el inglés Barry Lane. Sale con madera 3 y el tiro va directamente a la derecha en dirección a un muro semi-frontal de 3,5 metros de altura. Cuando Seve llega donde reposa su bola, inmediatamente se da cuenta de la complicada situación...

A 115 metros de distancia en línea recta se encuentra el green, pero para eso debe salvar el muro de 3,5 metros de altura, a 2 metros de distancia. Para empeorar las cosas,  sólo dispone de un pequeño espacio para sacar la bola entre la parte superior del muro y las numerosas ramas de los árboles .  ¡Peor imposible!

“Sé que eres Seve Ballesteros, pero no eres mago. Sácala lateralmente”, le dijo su caddie, Billy Foster,  actualmente caddie de Lee Westwood.


“No te preocupes, Billy. Este golpe no supone ningún problema”, replicó el cántabro.


David Cannon, el fotógrafo que inmortalizó el momento, oyó a Foster murmurar a regañadientes mientras se retiraba: “No tiene ninguna oportunidad, pero sé que me va a dejar mal”.


Después de ignorar el consejo de su caddie, Seve cogió su wedge y con la cara del palo "inusualmente abierta", pegaba un golpe vertical recortando el backswing que salía por el hueco del tamaño de un plato que había entre el muro y las ramas de los pinos.
Sorprendentemente, la bola libró todos los obstáculos.., superó árboles de 18 metros de altura y acabó a unos cinco metros del green del 18, delante del búnker que lo custodiaba -- y que Seve posteriormente eliminó en su rediseño del campo para incluir dos pequeños estanques--.

Momento del golpe frente al muro

Su caddie Billy Foster nunca se alegró tanto de que no hubiera seguido sus consejos, se hincó de rodillas, levanto las manos hacia el cielo y prosiguió haciendo reverencias al jugador como si estuviera adorando a un auténtico Dios”.
A Ballesteros sólo le quedaba un chip de 15 metros para birdie desde fuera del green, ¡y lo embocó!. Pese al birdie, Barry Lane acabó ganando aquel torneo por un golpe, pero su victoria quedó eclipsada para siempre por el alarde del jugador español.

Al acabar el torneo y preguntarle al jugador por qué corrió ese tremendo riesgo al dar un golpe imposible, Seve respondió: "A mí me gusta seguir adelante..."

Queda claro que las victorias pasan a los libros; las genialidades a la posteridad.

No existen imágenes de vídeo del fantástico golpe, pero sí del último chip que embocó en el hoyo 18. A continuación puedes ver un vídeo del chip, recordado durante la retransmisión del mismo torneo unos años después, aprovechando la participación de Seve.

0 comentarios :

 
Copyright © Hasvistomibola 2009 - All right reserved | Best view on mozilla, internet explorer, google chrome and opera.| Aviso Legal y Normas