Quiénes Somos Orden de Mérito Handicap Videos-Imagen Acceso Email Miembros
Estructura Blog Normas

La Agenda del Buen Emboscao

29/10/2012

¡ Emboscao! es uno de los neologismos más castizos y repetidos en un campo de golf, y que a veces es utilizado erróneamente cuando se dirige al contrario sólo por el mero hecho de jugar mejor que su compañero. Pero por desgracia, la figura del "emboscao" es sufrida de forma real por casi todos los jugadores, especialmente en las competiciones amateur donde conviven verdaderos profesionales de la emboscada.
Decir para los que no juegan a Golf que un "emboscao" es aquel jugador que tiene un nivel muy superior al que marca su hándicap, obteniendo una ventaja considerable sobre el resto de jugadores por la aplicación de la diferencia de golpes. Generalmente seleccionan cuidadosamente los torneos donde van a participar, normalmente aquellos que como premio final ofrecen al ganador un espectacular regalo.
Rolex, viajes al Caribe o fines de semana de golf con todo incluido, son premios que están en todas las agendas del "buen emboscao".

Recuerdo que cuando empecé en esto del golf, mi hándicap era 28, y pasaban decenas de Torneos en los que ni subía ni bajaba. No subía porque no había límite superior a 28, y no bajaba porque no tenía nivel para ello.
Por entonces con 39 puntos stableford podías aspirar a ganar, pero en la actualidad con esa puntuación a lo máximo que aspiras es a quedar diluido en la mitad de la clasificación.  Ganar un torneo a día de hoy son palabras mayores,  y generalmente para optar a la victoria hay que superar los 44 puntos.

Desde que se amplió el hándicap a 36 unido a la aplicación del Slope, que según en qué campo puede llegar a regalar hasta 10 y 11 golpes adicionales, permite al "emboscao" brillar a pleno rendimiento. Aunque hay torneos con hándicap limitado,  podemos ver a jugadores de hándicap alto capaces de hacer -16  y cumplir hándicap 12, forrándose a pares, haciendo birdies y donde un doble bogey en su tarjeta es una rara avis que le permite volver a casa con el objetivo cumplido.
Pero eso no es todo. Un gran resultado no supone una bajada de hándicap proporcional, así que nuestro "emboscao" después de su primera cacería todavía tiene margen para buscar cuando menos otra víctima, otro torneo donde "pegar el palo".

Seguro que hay excepciones, pero si un hándicap 36 acaba ganando un torneo con 52 puntos Stableford no es por culpa de un excelente día de golf, ni tan siquiera gracias a un milagro, simplemente es por ejercer de "emboscao" sabedor de su condición.

Curiosamente, el perfil del "emboscao" no siempre corresponde a un jugador anónimo de hándicap alto, también "ilustres" aficionados de excelente juego han llegado a "inflar" su hándicap para apropiarse de una victoria. Ese es el caso de Chris Evans, locutor y DJ muy popular en Inglaterra al que le ha sido prohibida la participación a perpetuidad en los Pro-Am del prestigioso evento Alfred Dunhill Links, después de ganarlo en 2011. (Aquí un resúmen de la historia)

En definitiva la mayoría ya no competimos por la victoria en un torneo, competimos contra nuestro propio hándicap y contra la incertidumbre de comprender si nuestro resultado en un Torneo reflejará a las claras nuestro nivel de juego, sea el que sea.

©Hasvistomibola.com 2012 | Bocuse

0 comentarios :

 
Copyright © Hasvistomibola 2009 - All right reserved | Best view on mozilla, internet explorer, google chrome and opera.| Aviso Legal y Normas