Quiénes Somos Orden de Mérito Handicap Videos-Imagen Acceso Email Miembros
Estructura Blog Normas

La verdadera estrategia de Olazábal en la Ryder

02/10/2012

Cuando el putt decisivo de Kaymer entró en el hoyo, el capitán europeo José María Olazábal cerró los ojos y miró hacia el cielo. Era la primera Ryder Cup desde la muerte de su gran amigo Seve, y Olazábal sabía que el legado del cántabro había causado su efecto; "Allá donde esté, Seve siempre estará presente con este equipo" dijo el capitán nada más finalizar la competición.

Los dos primeros días el equipo europeo se atascó en los greenes, algo que era previsible tal y como los norteamericanos habían preparado el campo, pero Olazábal sabía que el último día con unos cuantos putts efectivos comenzaría la debacle estadounidense.

Mantuvo la estrategia que tenía pensada incluso antes de los cuatro puntos de desventaja para afrontar los 12 partidos individuales. Era cuestión de enviar a sus mejores jugadores en primer lugar con la esperanza de construir una onda expansiva que con sus victorias pudieran contagiar al resto del equipo. Empleó la misma estrategia que los estadounidenses utilizaron con éxito para enjugar una desventaja idéntica de golpes en la Ryder de Brookline en 1999.

En aquella ocasión el propio José María Olazábal sufrió una dura remontada de Justin Leonard que provocó la invasión del campo en el hoyo 17. Eso le sirvió de lección para esta ocasión, pero la estrategia no sólo se debía cimentar en el orden de salida de los individuales.

Cuando tuvo la reunión el sábado por la noche, los jugadores comprendieron que creer en sí mismos era lo más importante. Eso es lo que aprendió de Seve, no rendirse nunca, y eso es lo que transmitió. Era un reto difícil, pero no imposible. Los jugadores se fueron a dormir convencidos que tenían calidad suficiente para dar la vuelta al resultado, no tenían que pensar en el contrario, solo en ellos mismos.

Txema reveló que la charla la acabó resumiendo que sólo necesitaban ser mas efectivos con el putt, y les recordó las palabras de Seve cuando fue capitán en Valderrama al dirigirse a los jugadores : "Da igual cómo estés jugando. Sal y juega lo mejor que puedas y todo lo que suceda me parecerá bien. Ya verás. Si metes unos cuantos chips y putts aquí y allá, ganarás el partido"

Ese sentimiento lo resumió Justin Rose al termino de su victoria contra Mickelson, "He metido bajo presión los tres mejores putts de toda mi carrera,  en el green miraba mi manga izquierda (con el emblema de Seve) pensando que esto es el tipo de cosas que el haría"

Ballesteros fue el principal artífice del fenomenal impulso que tomó la Copa Ryder para los Europeos a partir de la década de los 80.  No fue hasta 1983 cuando Europa comprendió que necesitaba a Severiano Ballesteros.

Perdieron en Estados Unidos, en Muirfield Village, la casa de Nicklaus (14,5 a 13,5), pero Seve reunió en el vestuario tras la derrota a sus compañeros y les dio un discurso sobre el orgullo y el honor digno de un golfista que nunca baja los brazos. "Tenéis que estar muy orgullosos de lo que habéis hecho y de lo difícil que se lo hemos puesto a los norteamericanos. Aquí hemos cambiado la historia, os lo aseguro".

A partir de ese momento creó un sentimiento que ha permitido a Europa ganar nueve de los siguientes 13 duelos con los norteamericanos. Hasta entonces contaba tres de 22.
Al finalizar la Ryder, con lágrimas en los ojos, la mirada al cielo y la voz entrecortada,  Txema esbozó un escueto pero profundo "Esto va por tí, Severiano"


©Hasvistomibola.com 2012 | Bocuse

0 comentarios :

 
Copyright © Hasvistomibola 2009 - All right reserved | Best view on mozilla, internet explorer, google chrome and opera.| Aviso Legal y Normas