Quiénes Somos Orden de Mérito Handicap Videos-Imagen Acceso Email Miembros
Estructura Blog Normas

Palos de Golf Falsos: un auténtico problema

11/05/2013

La equipación de golf falsificada es un problema creciente para los consumidores y toda la industria del golf. En realidad se trata de una historia recurrente: un aficionado compra un nuevo equipo de golf por un precio increíble a través de una página de Internet. Recibe la mercancía a los pocos días y se apresura al campo de prácticas para probarlo, pero a veces el entusiasmo dura muy poco.., ¿porqué?

Puede ser que en los golpes se note la falta de distancia o tal vez simplemente no se obtenga la misma sensación que con la prueba realizada con uno idéntico en una "demo". Quizás su sonido sea excesivamente "metálico" o por el contrario suene como una auténtica "lata".  Si es así, es muy probable que el equipo de golf sea una copia ilegal y además de mala calidad.

Así lo atestiguan cientos de compradores que incluso aseguran que los palos han quedado inservibles después de unos pocos golpes... varillas rotas, cabezas sueltas etc, etc.  Por lo general y desafortunadamente,  es demasiado tarde una vez que el producto ha llegado a su destino y se ha determinado que es falso.

En este caso no cabe preguntarse que es lo que puede hacer la industria para frustrar a los falsificadores, si no lo que podemos hacer nosotros para no ser víctimas del mercado del fraude.

Con el auge del comercio por Internet es frecuente que los consumidores sean engañados pensando que están comprando el producto a un honrado minorista de su país, sólo hasta que descubren que el envío se ha realizado desde China o Hong-Kong. Este es el primer síntoma para sospechar que la mercancía recibida puede ser un producto con tintes de fraude.

Se estima que alrededor del 10% del comercio mundial en productos y complementos de golf son copias ilegales, representando cientos de millones en pérdidas para las marcas y los consumidores finales.

Lo más grave es que muchas de las prácticas de falsificación a menudo se utilizan para inyectar activos en otras actividades criminales con peores intenciones. Así que no es difícil imaginar que el dinero que podríamos gastar en un equipo ilegal, indirectamente podría acabar financiando el tráfico de drogas o actividades terroristas.

Entonces, ¿qué podemos hacer para protegernos contra el fraude ?

Detectar la diferencia entre un producto verdadero y uno falso no siempre es fácil. En la actualidad los falsificadores fabrican las copias ilegales con una maquinaria altamente sofisticada, por lo que el producto final  puede ser a "simple vista" idéntico al original.

El aspecto visual de un producto falsificado ha mejorado en los últimos años y es en este apartado donde los falsificadores invierten gran parte de su tiempo. Pero una cosa es el continente y otra el contenido.

A pesar de que las diferencias son casi imperceptibles, haberlas haylas...  en el tamaño, en el color o en los detalles de acabado, pero especialmente lo más importante radica en la calidad final del producto.

La diferencia de rendimiento es muy fácil de identificar: el vuelo de la bola, la sensación, el sonido y la consistencia son muy diferentes. Un ejemplo; los Titleist AP2 originales son hierros forjados con acero al carbono, mientras que un hierro AP2 falsificado es más que probable que sea una versión con acero inyectado de baja calidad al que se le da un acabado con alto brillo para simular fielmente las características del original. Sin embargo, al golpear una bola de golf, es obvio que dada la dramática diferencia en la calidad de la construcción, obtengamos un producto muy inferior al auténtico y proporcionalmente más caro que éste último.

Si las cabezas de los palos son falsas lo más probable es que las varillas y el grip también lo sean. El tacto, la flexión y la rigidez de un eje falso es muy diferente a uno original. Estos elementos se suman a la disminución del rendimiento y por tanto a la inconsistencia que un jugador va a experimentar en el uso de un producto falsificado.

Recientemente, tanto Callaway Golf como Titleist y resto de marcas líderes han lanzado iniciativas para combatir el fraude en sus equipos y complementos de golf.
Callaway ha sido la primera empresa en la aplicación de nuevos sistemas anti-fraude con la introducción de un único sello con garantía de autenticidad, que consiste en el empleo de una etiqueta de última tecnología que acompaña a parte de sus equipos, la denominada "Genuine Authentic Callaway".

Esta innovadora etiqueta con desplazamiento de imagen junto con otras funciones, sólo puede ser vista con un filtro polarizado y ayudará a validar la autenticidad de los equipos en los distribuidores certificados de la marca.
Titleist también ha puesto en marcha su propio programa de etiquetas de seguridad haciendo uso de esa misma tecnología, diseñada deliberadamente para que sea prácticamente imposible su reproducción.

De cualquier forma somos los consumidores los primeros que debemos aumentar nuestra sensibilización sobre los riesgos que corremos al realizar compras online o en minoristas no autorizados, aunque no siempre una adquisición a través de estos medios suponga una amenaza real.


©Hasvistomibola.com 2013 | Bocuse

1 comentario :

  1. Hola, os dejo un interesante post sobre la marca de golf Callaway. Saludos. http://www.todogolf.net/marcas-golf/callaway-golf.php

    ResponderEliminar

 
Copyright © Hasvistomibola 2009 - All right reserved | Best view on mozilla, internet explorer, google chrome and opera.| Aviso Legal y Normas