Quiénes Somos Orden de Mérito Handicap Videos-Imagen Acceso Email Miembros
Estructura Blog Normas

La discreción es la mejor parte del valor

18/01/2014

McIlroy está decidido a mostrar mayor determinación en 2014, después de una pasada temporada en la que el norirlandés no estuvo a la altura de sus posibilidades.
Ganó un Major en 2011, otro en 2012 y ninguno en 2013, así que según el propio jugador va a tratar de compensar esa circunstancia con dos victorias en "grandes" este año, empresa que se me antoja excesivamente complicada.

Por un lado, hay que admirar su valor. Hay muy pocos jugadores que podrían acabar un año tan decepcionante y publicar que quiere ganar no uno, sino dos "grandes" en la nueva temporada. Muchos otros jugadores probablemente ante una situación similar se habrían fijado objetivos más modestos. Pero no McIlroy.

Si gana los torneos que promete, muy bien, pero... ¿y si no lo hace? ¿supondrá a los ojos de los aficionados un nuevo fracaso?

El mero hecho de revelar públicamente sus exigentes objetivos para el año, demuestra que ni el espíritu ni la confianza en sí mismo han desaparecido, sobre todo después de vivir en su carrera profesional el primer periodo serio de falta de resultados. Incluso esa actitud le puede resultar muy útil, pero tal vez debía haber sido más conservador en sus declaraciones.

Hasta ahora una de las muchas cualidades de McIlroy ha sido su honestidad, sus respuestas francas a las preguntas más mundanas, pero sin embargo, demasiada honestidad se puede volver en su contra.

Una declaración más prudente de sus propósitos le hubiera evitado parte de la presión a la que se verá sometido a partir de ahora, tanto por la prensa como por sus miles de seguidores. Pero la peor presión de todas es la que se pueda imponer él mismo.
Ser tan específico en sus declaraciones es como pasearse frente al enemigo con una diana dibujada en la espalda. Pero también hay que decir que probablemente la gasolina necesaria para mover un motor como el de McIlroy, resida precisamente en ese tipo de exigencias.

Nadie niega sus nobles objetivos, ni su honestidad al hacerlos públicos, ni su capacidad para conseguirlos, pero hay un viejo dicho que dice que la discreción es la mejor parte del valor. No hay duda que donde primero se debe hablar es en el campo y si es con victorias, mucho mejor, ese es el único discurso válido y universal.

Particularmente me gustaría que lo consiguiera, es un tipo simpático que a ningún aficionado deja indiferente. Los números que ha demostrado cuando ha explotado todo su potencial, dejan claro que Rory McIlroy tiene el juego y la mentalidad suficiente para ser una de las pocas amenazas a la supremacía de Woods.
A principios de la pasada temporada muchos pensábamos que la pelea por el primer puesto en el ranking mundial entre Woods y McIlroy, ocuparía semana tras semana las portadas de los medios golfísticos, pero desgraciadamente no fue así.

Tiene por delante toda la temporada y los cuatro grandes esperando, en abril, el Masters de Augusta, el US Open en junio, julio le recibirá con el British Open y agosto con el PGA Championship.
Ganar un grande no es tarea fácil, entran en juego un sin fin de factores que no dependen sólo del propio jugador, ganar dos y en la misma temporada, es por ahora de extraterrestres.

©Hasvistomibola.com 2014 | Bocuse

1 comentario :

  1. Si McIIroy lee este comentario vas a conseguir que se acojone, Bocuse......

    Perry M.

    ResponderEliminar

 
Copyright © Hasvistomibola 2009 - All right reserved | Best view on mozilla, internet explorer, google chrome and opera.| Aviso Legal y Normas